El mito de Sísifo y las dietas «milagro»